Pastor Alape explicará ante la JEP el proceso de entrega de inventario de bienes de las antiguas FARC-EP

Pastor Alape explicará ante la JEP el proceso de entrega de inventario de bienes de las antiguas FARC-EP

La solicitud de comparecencia, realizada por los antiguos guerrilleros ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), permitirá exponer los avances y problemáticas presentadas en el proceso de entrega de inventario de bienes y la gestión de los mismos ante al Gobierno – esto con fines de reparación de las víctimas-. La misma se realizará de manera reservada el 23 de diciembre a partir de las 2:30 de la tarde.


Bogotá, 22 de diciembre de 2020.- El cumplimiento en la entrega de bienes de la antigua FARC-EP no puede estar en duda. A pesar de las dificultades burocráticas, las amenazas a la vida de los firmantes, la falta de ocupación del territorio por parte del Estado colombiano, la presencia de diversos actores armados a lo largo del territorio nacional que se disputan el control sobre esos bienes y la pandemia por el COVID 19, los firmantes de paz vienen adelantando los procesos respectivos para hacer entrega efectiva de los bienes que deben ser monetizados y sumados a las cifras destinadas para la reparación de las víctimas del conflicto armado.


En mayo del presente año los firmantes de paz y suscriptores del inventario, Pastor Alape Lascarro y Rodrigo Londoño, solicitaron a la JEP ser escuchados para exponer las dificultades que se han presentado en ese proceso y los esfuerzos que se han adelantado para superarlas. Desde antes de la expedición del Decreto 1080 de 2020 se han hecho todos los esfuerzos para dar el mayor cumplimiento posible a esta labor y, a pesar de ello, el gobierno ha establecido un plazo de entrega hasta el 31 de diciembre, ignorando la realidad objetiva y usando esta fecha para atacar, una vez más, el proceso de reincorporación y el compromiso de cumplimiento por parte de los comparecientes, antiguos guerrilleros, hoy firmemente comprometidos con la paz.


Recordemos que a la fecha se ha entregado:

  • Dinero en efectivo en pesos: 2.114.350.000.
  • Dinero en efectivo en dólares: 450.000, equivalente a 1.539.117.000.00 pesos colombianos (COP) a la tasa representativa del mercado del día de hoy.
  • Oro y joyas: 255.040 gramos de oro. Es importante aclarar que el material entregado fue fundido y, en ese proceso, la cantidad de material disminuyó teniendo en cuenta los diferentes procedimientos químicos aplicados. Como resultado se obtuvieron 18 lingotes de oro homogéneo con un peso total de 206.818,20 gramos y 5 subproductos con un peso de 15.504,10 gramos. El Estado subastó el 15 de diciembre 197.286 gramos por un valor de US$ 11’285.643 que, en pesos colombianos, sobrepasa los 40 mil millones, esto después de más de dos años de haberlos recibido de nuestra parte. La próxima subasta está prevista para el mes de enero del 2021.
  • Semovientes: se pudieron conservar 229 semovientes que ya fueron monetizados.
  • Muebles y enseres: 1.820 unidades, que incluyen equipos médicos, de odontología, plantas eléctricas, tornos y equipos de comunicación.
  • Inmuebles: 244 identificados, de los cuales 8 cumplen con los requisitos exigidos por el Estado para su recepción. Los restantes esperan los trámites normales de las entidades del Estado para dictaminar su situación jurídica y legal. Estos predios suman aproximadamente 90.000 hectáreas, con un costo aproximado en los territorios de 100.000 millones de pesos.
  • Vías terciarias: El Gobierno no ha querido recibir las vías terciarias que se registraron en el inventario, pero estas obras tienen un valor que podría calcularse y la mayoría de ellas ya cumplen un papel reparador y restaurador en las comunidades beneficiadas por su construcción.

Es importante recordar que los suscriptores del inventario de bienes de las FARC-EP solicitaron medidas cautelares para poder salvaguardar los bienes entregados, medidas que no se aplicaron en su momento. Por lo tanto, hoy muchos de esos bienes desaparecieron o están bajo el control de diversos grupos armados en el marco de la oleada de violencia que se reaviva en el país. Se debe entender que el inventario entregado por las extintas FARC-EP hacía parte de una economía de guerra, de tal forma que muchos de los bienes no se encontraban en una situación jurídica normal, pues se trata de la entrega de un bien en el marco de un Acuerdo de Paz para dar fin a un conflicto armado.

Se espera que los actores involucrados en el proceso hagan un verdadero estudio de la vocación reparadora de los bienes, y se tenga en cuenta que a pesar del proceso de exterminio de los firmantes de paz pues ya contamos 247 asesinatos a la fecha, la voluntad de paz y de cumplimiento a las víctimas se conserva intacto. Creemos firmemente en una Colombia que transita hacia una paz estable y duradera y seguimos cumpliendo nuestros compromisos.


Cordialmente,
PASTOR LISANDRO ALAPE LASCARRO
Delegado FARC
Consejo Nacional de Reincorporación (CNR-FARC)